Seleccionar página

En este artículo definimos los diferentes tipos de iglesias que no trabajan los cinco propósitos de la iglesia de forma equilibrada. Si quieres saber a que tipo de iglesia perteneces, te invito a que leas este artículo. En el post EL PROPÓSITO DE LA IGLESIA se exponían los cinco propósitos de la iglesia. Es una realidad que la mayoría de las iglesias evangélicas ya están cumpliendo con los cinco propósitos (en mayor o menor medida), pero no los cumplen todos igual. Una iglesia puede ser fuerte en la comunión, pero débil en el evangelismo. Otra iglesia puede ser fuerte en la adoración, pero débil en el discipulado y otra puede ser fuerte en el evangelismo, pero débil en el ministerio.

La iglesia ganadora de almas

Si el pastor considera su rol primario ser evangelista, entonces la iglesia se convertirá en una iglesia “ganadora de almas”. Como la meta principal de esta iglesia es ganar almas, siempre estará alcanzando a los perdidos. Los términos que probablemente oirá con más frecuencia en esta iglesia son: testificar, evangelizar, salvación, decisiones por Cristo, bautismo, visitación, llamadas al altar y cruzadas. En este tipo de iglesia todo lo que no sea evangelismo queda relegado a un segundo plano.

La iglesia que adora

Si la pasión y los dones del pastor se encuentran en el área de la adoración, instintivamente guiará a la iglesia a convenirse en una iglesia “que experimente a Dios”. El tema central en esta iglesia es experimentar la presencia y el poder de Dios en la adoración.

Las palabras claves de esta iglesia son alabanza, adoración, música, dones espirituales, espíritu, poder y avivamiento. En esta clase de iglesia, el culto de adoración recibe más atención que cualquier otra.

La iglesia de comunión con los hermanos

Otro tipo de iglesia es la iglesia que principalmente se centra en la comunión es lo que yo llamo “La iglesia de comunión con los hermanos”. La formación de esta iglesia está dada por el pastor que es muy sociable, que ama a las personas y que pasa la mayor parte de su tiempo cuidando a sus miembros. Actúa mis como un capellán que como cualquier otra cosa.

Las palabras claves para esta iglesia son amor, pertenencia, comunión, cuidado, relaciones, contentarse con lo que haya, grupos pequeños y diversión. En este tipo de iglesia, reunirse es más importante que las metas. La mayoría de estas iglesias tienen menos de 200 miembros, ya que esta es la cantidad de personas a las cuales puede cuidar un solo pastor.

Estimo que alrededor del 80% de las iglesias en los Estados Unidos caen dentro de esta categoría. Es probable que una iglesia de esta característica no haga mucho, pero es prácticamente indestructible. Puede sobrevivir a las predicaciones pobres, a las finanzas limitadas, a la falta de crecimiento e inclusive a las divisiones. Las relaciones son las que mantienen pegados a los que siguen viniendo fielmente.

La iglesia que enseña  

Esta iglesia tiene lugar cuando el pastor considera su rol primario ser un maestro. Si enseñar es su don principal, hará énfasis en predicar y enseñar en desmedro de las otras tareas de la iglesia. El pastor sirve como el instructor experto, y los miembros asisten a la iglesia con cuadernos, toman nota y se van a casa.

Las palabras claves de la iglesia que enseñan: predicación expositiva, estudio de la Biblia, griego y hebreo, doctrina, conocimiento, verdad y discipulado. No es difícil encontrar la palabra Biblia formando parte del nombre de estas iglesias.

La iglesia que reforma

El pastor de la “iglesia con conciencia social” considera que su rol es ser profeta y reformador. Esta clase de iglesia se esfuerza en cambiar la sociedad. Está llena de activistas que son “hacedores de la Palabra”, y viene tanto en versión liberal como conservadora.

La versión liberal tiende a centrarse en las injusticias que existen en nuestra sociedad, mientras que la versión conservadora siente que la iglesia debe tener un papel protagónico en el proceso político, y sus miembros siempre están involucrados en alguna cruzada o causa popular. Los términos importantes en esta iglesia son necesidades, servir, compartir, ministrar, tomar una postura, y hacer algo.

Conclusiones

Las generalizaciones nunca cuentan toda la historia. Algunas iglesias son una mezcla de dos o tres de estas categorías. Lo importante es que, a menos que exista un plan intencional para equilibrar los cinco propósitos, la mayoría de las iglesias abrazarán un propósito descuidando los demás.

Existen algunas cosas interesantes que podemos observar acerca de estas cinco tipos de iglesias. Los miembros de cada una de ellas generalmente consideran que su iglesia es la más espiritual. La razón es que las personas se sienten atraídas a unirse al tipo de iglesia que corresponde con su propia pasión y dones. Todos deseamos formar parte de una iglesia que afirme lo que nos parece que es más importante.

A menos que establezca un sistema y una estructura para equilibrar intencionalmente los cinco propósitos, su iglesia tendrá la tendencia de recalcar excesivamente el propósito que mejor exprese los dones y la pasión de su pastor. Usted puede estar guiando una IGLESIAS CON PROPÓSITOS INCORRECTOS. Recuerde, el equilibrio es la clave para una iglesia saludable.

Suscríbase a nuestro Boletín!

Suscríbase a nuestro Boletín!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro Ministerio.

Usted se ha suscrito satisfactoriamente!

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte este sitio!

Compartir este sitio equivale a realizar una donación. Contamos con tu apoyo!