Seleccionar página

Leemos en Génesis 4 la historia de los hermanos Caín y Abel. Un hermano mató al otro y fue la primera muerte humana en la historia y la pregunta es: ¿Cuál fue el error de Caín? Leemos que ambos hermanos hicieron una ofrenda a Dios, Abel ofreció una oveja de su rebaño y Caín trajo frutas o verduras de su huerto. La oveja fue agradable ante los ojos de Dios y la ofrenda de caín no. Esto hizo que Caín se pusiera celoso y se asustara tanto que mató a su hermano.

El error de Caín

¿Por qué aceptó Dios las ovejas y no los frutos? Los cristianos experimentados ya tienen una idea. Sí, la oveja ya señala en los primeros días de la humanidad lo que el Mesías prometido hará para que la gente traiga la salvación de la condenación al planeta tierra, pero los frutos se han tomado del suelo que Dios maldijo hacía poco tiempo. Ya que es parte del castigo de Dios para la humanidad que la gente tenga que trabajar por su comida. El error de caín es que trajo algo maldito para ofrecérselo a Dios y eso no fue de ninguna manera aceptable.

Y al hombre dijo: Por cuanto has atendido a la voz de tu mujer, Y has comido del árbol del cual te ordené, diciendo: No comas de él, ¡Maldita sea la tierra por causa tuya! Con fatiga comerás de ella todos los días de tu vida, Espino y abrojo te brotará y Comerás hierba del campo.

Génesis 3:17-18

Dios ya mostró y prometió a la gente que sacaría una salida del lío en el que la humanidad ha sido introducida por la desobediencia contra la voluntad de Dios.

Entonces dijo Dios a la serpiente: Por cuanto has hecho esto, ¡Maldita tú entre todos los animales y entre todas las bestias del campo! Sobre tu vientre andarás, Y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, Y entre tu descendiente y su descendiente. Él te aplastará la cabeza cuando tú hieras su calcañar.

Génesis 3:14-15

Recuerde, Dios mató a un animal (estoy 100% seguro de que era una oveja) e hizo ropa para Adán y Eva para cubrir su desnudez. Dios también prometió que «de la simiente de la mujer» saldrá el Mesías que traerá la salvación de la condenación de Dios, cuando llegue el momento. 

Así que la «oveja» ya es un símbolo de lo que Jesús hará, para convertirse en «el cordero de Dios» que derramó su sangre para lavar el pecado por todos los que le gusta tener perdonado. La oferta de Abel fue aceptable porque mostró su fe y confianza en Dios, quien proporcionará una salida de la condenación y el castigo final del infierno, por el Señor Jesucristo.

¿Las obras pueden salvarnos?

Llevar los frutos a Dios es de alguna manera un símbolo de «nuestros propios recursos» o «nuestras buenas obras» para llevarlos a Dios, pero no pueden salvarnos. El profeta Isaías habló en el capítulo 64,5 estas importantes palabras

Sales al encuentro Del que con gozo practica la justicia; Del que tiene presentes tus caminos. He aquí, cuando pecamos, te indignaste; En los pecados hemos estado largo tiempo, ¿Y podremos ser salvos?

Las buenas obras, como apoyar al MINISTERIO JIREH CUBA , es algo grandioso y útil y seguramente traerá una recompensa a quienes lo hagan, pero no traerá salvación. las buenas obras no quitan nuestros pecados. Isaía dice que estas son solo ropas sucias, pero necesitamos las ropas blancas, dadas por Dios a través de Jesucristo. El mismo Isaías profetizó en Isaías 1.18

Y venid después y estaremos a cuenta, dice Jehová: Aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; Aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Jesús el cordero de Dios

Solo la sangre del cordero (que es una imagen de Jesucristo) es capaz de lavar nuestros caminos de pecado y hacer que Dios olvide el mal que todos hemos hecho durante nuestra vida. ¿Recuerda lo que dijo Juan el Bautista cuando vio a Jesús? Recibió una Revelación del Espíritu Santo y le dijo esto a la gente:

¡He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

Juan 1:24

Esta es una realidad principal de la Biblia que nadie puede discutir. Arrepentirse y venir a Jesús no es una oferta, ¡es un mandato! Es el único camino a Dios, la salvación y el cielo. No cometamos el error de caín y volvámonos a Dios de todo corazón.

¿Qué debemos hacer?

Este hecho bíblico todavía hace que mucha gente se enoje como Caín. Especialmente la gente religiosa, que quizás fue a Roma, visitó al Papa y dio mucho dinero a la iglesia e hizo muchas otras cosas. Algunas personas incluso se dejan crucificar porque no entienden por qué todas sus buenas obras no cuentan para entrar al cielo. Cometemos el error de Caín y confíanmos en nuestras «buenas obras», pero no en la sangre del cordero (Jesús). Sólo la sangre de Jesús derramada en la cruz, es el único boleto al cielo. En Juan 14,6 hizo a Jesús esta declaración inquebrantable:

Jesús le dice: Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre sino por mí.

La gente simplemente debe vencer el orgullo y ver que somos personas pecadoras. Todos necesitamos ser limpiados por la sangre de Jesús y transformados desde adentro por el Espíritu Santo. Este es un «regalo gratuito de la gracia» por la fe en Jesucristo y no se puede ganar. Por eso debemos arrepentirnos de nuestros pecados y aceptar a Jesús como Señor y Salvador nuestro.

Conclusión

Es muy importante que se comprenda que no podemos ser salvos por las obras. No podemos cometer el error de Caín, sino que debemos presentar a Dios lo mejor de nuestra vidas, lo más hermoso, lo primogénito y lo más gordo de la manada. No podemos alzanzar el cielo con nuestras buenas obras, sólo a través de la fe en jesús es que podemos ser salvo y esto es don de Dios. no es por obra para que nadie se gloríe. Aceptemos en esta ahora a Jesús como el cordero de Dios y dejemos que su sangre derramada hace más de 2000 años nos cubra y limpie de todo pecado.

Suscríbase a nuestro Boletín!

Suscríbase a nuestro Boletín!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro Ministerio.

Usted se ha suscrito satisfactoriamente!

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte este sitio!

Compartir este sitio equivale a realizar una donación. Contamos con tu apoyo!