Seleccionar página

Es imprescindible para poder extender el reino de Dios el trabajo de discipulado. Si no existe discipulado no puede existir un crecimiento del reino de Dios en la tierra. En este artículo el Ministerio Jireh Cuba los invita a analizar algunas características del discipulado que le pueden ser de utilidad para cumplir con esta tarea, que es una obligación de todo cristiano.

SIGNIFICADO DEL DISCIPULADO

Discípulo (del latín discipulus, ‘alumno, aprendiz’, que corresponde al griego matheµteµs, de manthanoµ, ‘aprender’) es básicamente el alumno de un maestro. Discípulo es aquel que sigue a un profeta, maestro, etc. es enseñado por él y es partidario de esta enseñanza (Is8:16; Mt10:24; Mr2:18). Así los doce apóstoles son llamados discípulos (Mt 10:1), al igual que otro grupo más numeroso de partidarios de Jesús (Jn6:66; Lc10:1-12). En los Hechos, hasta 21:16, todos los adeptos (incluso mujeres) son llamados discípulos de Jesús.

El término hebreo correspondiente no es muy común en el Antiguo Testamento (Is 8.16) pero en los escritos rabínicos es una figura muy familiar como alumno de un rabino, de quien aprendía el saber tradicional. En el mundo griego, de la misma manera, los filósofos estaban rodeados de sus alumnos. Dado que los alumnos a menudo adoptaban las enseñanzas características de sus maestros, la palabra llegó a significar adherente a una concepción particular en religión o filosofía.

¿POR QUÉ DEBEMOS DISCIPULAR?

Debemos discipular porque es un mandamiento bíblico. La gran comisión dada en Mt 28:19 dice literalmente:

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones,bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Mt 28:19

La iglesia existe para edificar o educar al pueblo de Dios. El discipulado es el proceso para ayudar a las personas a que se parezcan más a Cristo en suspensamientos, en sus sentimientos y en sus acciones. Este proceso comienza cuando una persona nace de nuevo y continúa alo largo de toda su vida. Colosenses 1:28 dice:

A quien anunciamos,amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en CristoJesús a todo hombre.

Col 1:28

Como iglesia no sólo estamos llamados a alcanzar a la gente sino también a enseñarles. Luego de que alguien ha tomado la decisión de aceptar a Cristo, debe ser discipulado. Es responsabilidad de la iglesia desarrollar a las personas para que lleguen a lamadurez espiritual. Esta es la voluntad de Dios para cada creyente. Pablo escribe:

A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

Ef 4:12

ORIGEN DEL DISCIPULADO BÍBLICO

Los judíos se consideraban discípulos de Moisés (Jn 9:28), ya que sus enseñanzas formaban la base de la instrucción rabínica. Los seguidores de Juan el Bautista eran conocidos como sus discípulos (Mr 2:18; Jn 1:35). Probablemente se aplicaba este término a sus seguidores más allegados. Practicaban la oración y el ayuno de acuerdo a sus instrucciones (Mr 2:18; Lc 11:1), y algunos de ellos le prestaron auxilio cuando estaba en la cárcel, y se ocuparon de su sepultura (Mt 11:2–7; Mr 6:29).

Aunque Jesús (así como Juan) no fue oficialmente reconocido como maestro (Jn. 7.14), entre el pueblo era conocido como maestro o rabino (Mr. 9.5; 11.21; Jn. 3.2), y los que se asociaban con él eran conocidos como discípulos. El vocablo puede aplicarse a todos aquellos que aceptaban su mensaje (Mt. 5.1; Lc. 6.17; 19.37), especialmente a los doce apóstoles (Mr. 3.14). El discipulado se basaba en un llamamiento de Jesús (Mr 1:16-20; 2.13; Lc 9:59–62; aun Lc 9:57 presupone una invitación por parte de Jesús en términos generales). El discipulado bíblico comprendía la lealtad personal a Cristo, expresada en otorgarle absoluta fidelidad, y en seguirlo en todo momento (Mr 8:34–38; Lc 14:26–33).

Según Lucas, los miembros de la iglesia primitiva eran conocidos como discípulos (Hch 6:1 y frecuentemente a partir de ese momento). Esto aclara que los discípulos terrenales de Jesús formaron el núcleo de la iglesia, y que el modelo de la relación entre Jesús y sus discípulos terrenales sirvió de pauta para la relación entre el Señor resucitado y los miembros de su iglesia. Sin embargo, el vocablo no aparece fuera de los evangelios y Hechos, y otros escritores del Nuevo Testamento utilizaron una variedad de términos (creyentes, santos, hermanos) con el fin de expresar en forma más completa las características del discipulado después de la pascua.

El COSTO DEL DISCIPULADO

Una de las características del discipulado es que nos lleva a esforzarnos para Cristo. En algunos casos, el discipulado, significaba literalmente el abandono del hogar, de compromisos comerciales, y de las posesiones (Mr. 10.21, 28), pero en todos los casos la disposición de poner en primer lugar las demandas de Jesús, sin calcular el costo, era la condición primordial. Semejante actitud sobrepasaba ampliamente la relación normal alumno-maestro, y dio un nuevo sentido a la palabra “discípulo”.

El discipulado bíblico constituye un compromiso serio y total, que puede exigir una renuncia drástica no sólo a las posesiones materiales sino también a la reputación y las relaciones (Mr 10:28–31; Mt10:34–39). Requiere una completa reorientación en la que Dios y no el hombre, se convierte en el punto de referencia para la vida y el pensamiento del ser humano (Mt 6:33), y en la que la motivación no es la posibilidad de recompensa por parte de los hombres, ni siquiera de Dios, sino la gratitud por el perdón que nos otorga la gracia de Dios (Mt 18:23–35; Lc 7:36–47).

DISCIPULADO INTENCIONAL

Una de las características del discipulado es que el mismo debe ser intencional. Al igual que el evangelismo, no es un programa, un estudio bíblico, una clase, un grupo celular, o un departamento de la iglesia; debe ser un estilo de vida de obediencia y crecimiento a la madurez espiritual caracterizada por un apasionado amor a Cristo y a los demás, una decisión de sufrir en el servicio, y un compromiso para alcanzar a los perdidos.

El discipulado intencional es el producto de nuestra relación con Cristo y sus seguidores. Nosotros podemos ayudar a nuestros discípulos enseñándoles que estén llenos del Espíritu Santo y que aprendan a escuchar la voz de Dios a través de la Palabra. Debemos animarles a crecer en la conciencia de la presencia de Dios y llevarlos a que desarrollen un fuerte amor por Dios y por el prójimo. Es imprescindible que el discípulo aprenda a arrepentirse de sus pecados y a tener una conciencia limpia. Debemos asistirlo a compartir su fe con otros y a que desarrollen sus dones de una forma práctica para edificación de la iglesia y la extención del reino de Dios en la tierra.

BENEFICIOS DEL DISCIPULADO

El discipulado es la base de la iglesia y nuestro objetivo fundamental es glorificar a Dios dando muchos frutos, es decir haciendo muchos discípulos. A través del discipulado se reproducen nuestras acciones, es decir que cualquiera puede discipular. Además el discipulado no requiere grandes gastos materiales, ni recursos que pueden afectar la economía de la iglesia. Muchas veces vemos como programas, conciertos, etc. consumen la economía y el tiempo de la iglesia. Ese tiempo se puede utilizar para hacer discípulos y eso no afectaría la liquidez financiera de la iglesia. A través del discipulado se obtienen más obreros entrenados que harán lo mismo con otros, es decir que van a reflejar las CARACTERÍSTICAS DEL DISCÍPULO CRISTIANO. De esa forma el discipulado multiplica la iglesia mientras que el evangelismo, por ejemplo sólo suma miembros a la iglesia.

CONCLUSIONES

Conocer las características del discipulado es de vital importancia para poder cumplir la gran comisión dada por nuestro señor Jesucristo. El discipulado es la base medular de la iglesia y a través de un discipulado intencional, bíblico y personal podemos multiplicar la iglesia.

El Ministerio Jireh Cuba considera el discipulado como la base de nuestra vida cristiana y es la principal forma de extender el reino de Dios en la tierra. Usted es un discípulo, pero también es un discipulador que prepara a la iglesia para que se multiplique.

Suscríbase a nuestro Boletín!

Suscríbase a nuestro Boletín!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro Ministerio.

Usted se ha suscrito satisfactoriamente!

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte este sitio!

Compartir este sitio equivale a realizar una donación. Contamos con tu apoyo!