Seleccionar página

Si acabas de leer la pregunta ¿adorar a Dios o a Satanás?, estoy seguro que tu respuesta fue que es mejor adorar a Dios y no a Satanás. En este artículo quiero mostrarte que existen diferentes formas en que sirvas a Satanás, incluso sin darte cuenta. te invito a que las veamos.

Satanás es padre de mentiras

Satanás ofreciendo a Jesús toda la gloria que este mundo tiene para ofrecer y él afirma que se le ha dado a él y que el Diablo puede dársela a todo el que quiera. Eso es correcto y Jesús no cuestionó este hecho. Satanás tomó el gobierno de este mundo mediante un truco sucio de manos de Adan, pero hay varios puntos que tenemos que ver.

En Lucas 4,5-8 encontramos esta conversación:

Y elevándolo, le mostró en una fracción de tiempo todos los reinos de la humanidad. Y le dijo el diablo: Toda esta potestad y su gloria te daré, pues a mí me ha sido entregada, y al que quiero la doy. Si te postras pues y me adoras, será toda tuya. Respondiendo Jesús, le dijo: Está escrito: Ante el Señor tu Dios te postrarás y a Él solo servirás.

Jesús reprendió a Satanás, porque conoció el estúpido intento de Satanás de engañarlo. Más tarde, con su muerte y resurrección, Jesús le quitó todo poder a Satanás, ¡así que Jesús ahora tiene todo el poder legal en el universo! Satanás afirma tener todavía el poder, pero es una mentira, como todo lo que dice. Recuerde, Satanás, el padre de todas las mentiras.

Satanás sólo tiene esclavos

Alguien que hizo un trato con Satanás, es el esclavo del Diablo en esta vida y termina en el Infierno al morir. Eso no me parece un buen negocio. Si Satanás le da los beneficios de este mundo a alguien que está de acuerdo con las condiciones del Diablo, es solo un tesoro prestado y todo vuelve a caer en manos de Satanás cuando la persona que hizo el trato muere. De hecho es una persona que hizo un trato con Satanás siendo su esclavo, porque el diablo se lo puede llevar todo en un segundo. Así que los satanistas obedecen los mandamientos de Satanás de guardar sus tesoros.

¿Qué piensas de un pastor o una iglesia que te ofrece exactamente las cosas que el diablo le ofreció a Jesús? Los placeres de este mundo como el oro y la plata, una cuenta bancaria llena, vacaciones de lujo, casas grandes, autos, botes, tal vez un helicóptero, no más trabajo, ¿sexo, libertad, fuerza y poder? Todas las cosas que la «carne humana» amará. Solo piénsalo por un minuto. ¿Cuántas personas van a la Iglesia, ayunan y oran para obtener exactamente estas cosas? ¡Muchos de ellos! ¡Ir a la Iglesia o vivir una vida cristiana debe ser servir a Dios, y no intentar que Dios te sirva a ti!

¿Cuántas personas van a otras instituciones para hacer su testamento?

¡Instituciones con las que Dios ha prohibido estrictamente estar en contacto! Haciendo todo tipo de brujería, vudú, santería, culto a la muerte, adorando figuras, animales, «María», «los apóstoles», «Lázaro» u otros llamados «santos», ofrenda a Zeus, Afrodita, Júpiter, Manitú, Thor. , Odin, Mami Wata y hay miles más, ¡y encima de todo está el mismísimo Satanás!

Dios dice que si la gente tiene contacto con estas cosas no es solo un pecado, sino una abominación para Él.

Cuando entres en la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer las cosas abominables de aquellas naciones. No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, esto es, que sea sortílego o hechicero, ni encantador, ni médium o mago, ni evocador de muertos. Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable a Jehová, y por causa de esas abominaciones Jehová tu Dios los expulsa de delante de ti. Perfecto serás delante de YHVH tu Dios. Porque estas naciones que vas a desposeer, escuchan a brujos y a hechiceros, pero a ti no te ha permitido esto, Jehová tu Dios.

Deuteronomio 18: 9-14

Hay que adorar a Dios

El principal objetivo de Dios es salvar las almas del infierno, pero en el cielo solo hay personas por su libre albedrío. Nadie será secuestrado al cielo. Se necesita una decisión para ir al cielo y vivir con Jesús por la eternidad. «Así también, no es la voluntad ante vuestro Padre celestial que se pierda uno de estos pequeños». (Mateo 18,14)

Como no es posible que Satanás destruya a Dios, intenta destruir a su creación, lastimar a Dios de esta manera, porque Dios ama a su creación. Lo amó tanto que murió, murió en la cruz por nosotros, para salvar a los que están dispuestos, de la condenación eterna en el infierno. Pagó el precio por nuestros pecados.

En Juan 3,16 dice: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna». Así que su voluntad de Dios es que todos vayamos a él y vivamos con él por toda la eternidad.

Dios condena la idolatría

La condenación de la idolatría parte desde el primer momento en que Dios se presenta como Dios de Israel.

Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de la casa de esclavitud. No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás imagen ni semejanza alguna de lo que esté arriba en los cielos, o abajo en la tierra, o en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni les servirás, porque Yo soy Jehová tu Dios, ‘Elohim celoso, que visito la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta terceros y cuartos de los que me aborrecen, pero hago misericordia hasta con la milésima de los que me aman y guardan mis mandamientos.

Deuteronomio 5: 6-10

Dios nos enseña cuál es la ¿POSICIÓN DE UN GUERRERO ESPIRITUAL? y a conocer los ASPECTOS BÁSICOS DE LA GUERRA ESPIRITUAL

¿Adorar a Dios o a Satanás?

¿Qué puedes hacer si has estado en la trampa de Satanás de la idolatría satanista? Confiesa tu pecado en oración a Jesús y pídele perdón y que te libere, porque no puedes escapar de Satanás por ti mismo. ¡Arrepiéntase, manténgase alejado de todo satanismo y viva todos los días con Cristo!

Jesús le dice: Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre sino por mí.

Juan 14: 6

Así que les pido ahora que tomen una decisión a favor o en contra de Cristo ahora mismo y no esperen, ¡porque no saben lo que les traerá la próxima hora! Yo te recomiendo que aceptes a Cristo y lo adores. Es tiempo de adorar a Dios y no a Satanás.

 

 

 

 

Suscríbase a nuestro Boletín!

Suscríbase a nuestro Boletín!

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro Ministerio.

Usted se ha suscrito satisfactoriamente!

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte este sitio!

Compartir este sitio equivale a realizar una donación. Contamos con tu apoyo!